0

J34. UN GOL EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS LE COMPLICA LA PERMANENCIA AL CIUDAD DE MURCIA

El pasado domingo el Ciudad de Murcia estrenaba míster en el banquillo tras la repentina destitución de Pascual Nicolás. Kike Mateo afrontaba su primer partido a las órdenes del Ciudad de Murcia en un partido en el que el equipo rojinegro se jugaba media permanencia contra la Deportiva Minera. Pese al cambio de actitud y en algunos detalles del juego que se pudieron ver en el Barnés, el fútbol volvió a ser injusto para los rojinegros que terminaron perdiendo en el minuto 91.

Alineaciones:

Ciudad de Murcia: Rojo; Nono, Ivan, Paco Cánovas, Tomás Maiquez; Basi Rubio, Rubén Aroca, Pepe Rabadán; Piñera (Marín, minuto 62), Cristian Gil (Ángel, minuto 72) y Cristian Coll.

Deportiva Minera: Miguel; Jaime, Naranjo, Dani Ros (Carlos, minuto 32) (Abdelali, minuto 89), Colina; Peque, M. Armani, J. Riquelme; Moi, Bauti y A. Picazo (Guille, minuto 10).

AmbulanciasPublicidad

El partido empezaba con el nerviosismo como factor común para los dos equipos y sin un claro dominador de la pelota. Pese a ello, el Ciudad no tardaría en tener la primera ocasión de gol clara, Pepe Rabadán aparecía en la banda derecha para poner un balón al área que Cristian Coll remataba y Miguel, ex portero rojinegro, paraba a bocajarro con la pierna. El Ciudad mantenía el juego en el campo rival y las primeras ocasiones dle conjunto minero llegaban a balón parado. Ambos equipos aprovechaban los ataques del rival para intentar sorprender con salidas rápidas, en el minuto 20 Cristian Coll recogía el balón en la medular y ponía un pase en profundidad hacia Cristian Gil que entraba al área y disparaba, el balón salía a la derecha del póster derecho defendido por Miguel. El juego seguía desarrollándose en el campo de la Minera que intentaba salir a la contra, sin embargo la defensa rojinegra se mostraba muy resolutiva y no se percibía peligro en el arco de Rojo. Sobre el minutro 25 el juego se enfriaba, se producían muchas faltas y, en una de ellas, un jugador visitante caía lesionado y tenía que ser atendido durante varios minutos. En el minuto 34 llegaba la ocasión más clara para la Minera, tras un centro desde la derecha el balón llegaba al área de Rojo y Mascuñán disparaba desviado. En los últimos minutos de la primera parte el Ciudad subía su intensidad y acorralaba al rival en su área, Ivan Pecha estaba a punto de adelantar a los rojinegros tras rematar de cabeza un saque de falta. La última oportunidad de la primera parte sería de nuevo para el Ciudad, Cristian Coll recibía dentro del área, mantenía la pelota ante la presión de los defensas rivales y cedía para Rubén, éste intentaba un disparo que no veía los tres palos. Tras tres minutos añadidos la primera parte llegaba a su final.

En la segunda mitad el ritmo de juego era el mismo, el Ciudad llevaba la iniciativa en el juego ofensivo y la primera ocasión del segundo tiempo era para Cristian Coll. El juego empezaba a congestionarse con muchas faltas que obligaban que el juego se parase reiteradamente. En el minuto 50, el Ciudad disponía de una falta escorada a la derecha del área visitante, Nono era el encargado de ponerla al área y Basi Rubio de rematar, el balón salía lamiendo el travesaño. La Minera intentaba salir a la contra sin éxito, el Ciudad estaba muy bien plantado atrás y la portería de Rojo no había recibido ningún disparo en toda la segunda parte. El nerviosismo empezaba a notarse en los veintidós jugadores, el cronómetro corría y, en el minuto 81, llegaba la primera expulsión del partido, Tomás Maiquez disputaba un balón y en el choque contra el rival el árbitro mostraba la segunda amarilla al rojinegro. Con un jugador menos, el dominio rojinegro se resentía y la Minera llegaba con más claridad al área de Rojo, aunque no conseguían ver portería. En el minuto 89 llegaba la segunda expulsión del partido, esta vez era Jaime, jugador del conjunto minero, el que veía la segunda amarilla. Esto rompía el partido, las ocasiones llegaban a las dos porterías, y fue en el minuto 91 cuando la Minera daría su golpe. Bauti se preparaba para tirar una falta en el frontal del área, el veterano jugador no fallaba y ponía el balón en la escuadra izquierda, donde Rojo no alcanzaba. Con el marcador de 0-1 a favor de la Minera se llegaba al final del partido.

De nuevo el fútbol vuelve a castigar al Ciudad de Murcia, la falta de gol sumado al destello de calidad del goleador visitante, Bauti, hacen que los rojiengros sigan sin puntuar tras seis partidos. El tiempo se agota, a falta de cuatro jornadas el Ciudad se sitúa a un punto de la salvación y se espera que la reacción de la plantilla y el cuerpo técnico pueda llegar a tiempo. El domingo pudimos ver a un Ciudad de Murcia con más cabeza, alegría y ritmo de juego, pero que aún necesita hacer un sobresfuerzo para salvarse. Desde el club queremos felicitar a la Minera por su victoria y desearles suerte en lo que queda de campeonato. También queremos dar las gracias a toda la afición rayista que acompañó el domingo al Ciudad de Murcia, para nuestro club es un orgullo haber podido contar con ellos y mostrarles nuestro incondicional apoyo en la situación que atraviesa su club.

El próximo partido de los rojiengros será contra El Palmar CF el domingo a las 18:30h, el margen de error se estrecha, pero tanto club, jugadores, cuerpo técnico como afición debemos concentrar el máximo esfuerzo posible para mantener al Ciudad en Tercera… ¡Prohibido rendirse!

Let´s go City!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *