Ciudad de Murcia 4-4 Muleño CF

Las espartanas rojinegras empatan contra un gran Muleño en un partido con dificultad añadida

El domingo por la mañana el Ciudad de Murcia de Autonómica Preferente Femenina no conseguía pasar del empate contra un complicado Muleño CF en el debut de Jesús Sequero como entrenador rojinegro. El partido estuvo marcado por la ausencia de Roxana por sanción, su puesto lo ocupó la jugadora de campo Silvia Chiellini que hizo todo lo que pudo en cada ocasión. El Ciudad conseguía empatar un partido en el que la mayor parte del tiempo fueron por detrás en el marcador.

Los once iniciales elegidos por ambos técnicos fueron:

Ciudad de Murcia: Silvia; Anabel, Marta Ros, Andrea, Pauli; Tamara (Bera, 51′), Irene, Rocío (María Murcia, 70′); Lidia, Sarah y Fany.

Muleño CF: Inés (Miriam, 45′); Luisa, Marien, Rocío (Noelia, 34′), Ana; María, Carmen Belén, Clara; Sandra, Noelia y Carmen Pilar.

El partido empezaba con mucho ritmo, tanto era así que las dos primeras jugadas peligrosas del encuentro significarían un gol para cada equipo. Primero era Fany quien atacaba por banda derecha, cedía a Sarah dentro del área, y ésta a Lidia en el segundo palo que no fallaba en la finalización. Pero inmediatamente después llegaría la respuesta del Muleño, Sandra ganaba un balón en largo y batía a Silvia para poner el  empate a uno. El Muleño apostaba por una presión muy alta que entorpecía el juego de las rojinegras que no salían muy enchufadas al comienzo del partido. Pronto llegaría el segundo gol visitante, esta vez era Noelia la que batía a Silvia que dudaba en la salida. El Muleño disfrutaba de unos buenos minutos en los que conseguían mantener alejadas a las rojinegras de su área y crear mucho peligro. En el minuto 19 el Muleño ampliaría distancias, Carmen Pilar se aprovechaba de un descuido defensivo para batir a Silvia, que nada podía hacer al ser jugadora de campo. Con el varapalo del tercer gol parecía que las rojinegras despertaban y empezaban a crear peligro en la portería de Inés. En el minuto 34 llegaría la polémica del partido, el Ciudad disponía de un córner que sacaba Lidia y remataba Irene, aparentemente la portera detenía el balón por detrás de la línea de gol, sin embargo el colegiado no lo veía así y dejaba continuar el juego. La primera parte terminaría con el Ciudad volcado al ataque intentado recortar distancias mientras que el Muleño aguantaba el resultado sin fisuras.

El partido se reanudaba y las rojinegras recuperaban sensaciones para empezar a hacerse con el peso del partido. En el minuto 52 Irene remataba una falta sacada por Lidia para recortar distancias en el marcador, 2-3. El Muleño parecía agotado y eran las rojinegras las que no paraban de insistir sobre la portería visitante. Y cuando más cerca estaba de cantarse el gol del empate llegaría otro duro golpe para el Ciudad. Un balón despejado en largo favorecía a la jugadora visitante Sandra que batía a Silvia en su salida. Pese a los dos goles de diferencia en el marcador las rojinegras no bajaban los brazos, y en el minuto 69 volvían a reducir la distancia en el marcador. El primer centro de Lidia desde el córner no encontraba rematador, pero en su segundo centro el balón volvía al área y Bera no fallaba, 3-4. Aunque el Ciudad llevaba la iniciativa ofensiva, cada vez que el Muleño llegaba al área daba mucha sensación de peligro, Carmen Belén estaba a punto de hacer el quinto gol visitante pero su disparo salía desviado de la portería defendida por Silvia. El reloj corría en contra de las rojinegras y el nerviosismo se podía ver en los dos banquillos; el Ciudad insistía y, de nuevo, Irene conseguía anotar para las rojinegras en el minuto 86. Marta Ros recogía un rechace y buscaba a Irene dentro del área, el pase medido era controlado por Irene que definía a la perfección para poner el 4-4. En los últimos minutos del partido Fany y Lidia estaban a punto de darle la ventaja al Ciudad, pero el pitido final sonaba con empate a 4.

Las rojinegras agarran un punto en un partido en el que tuvieron que afrontar el hándicap de no tener portera para alinear. El Muleño demostró que tiene una plantilla con mucha proyección y desde el Club queremos desearle mucha suerte en lo que queda de competición. La victoria del Mar Menor aumenta a cuatro puntos la distancia entre el Ciudad y el Líder de la categoría, pero aún queda mucha liga y no es momento de bajar los brazos. La semana que viene las rojinegras visitan a otro rival que lo pondrá muy difícil, el Puente Tocinos Féminas.

Let´s go City!